Mejores libros recomendados

Tu compañero de lecturas (y aventuras)

¿Quieres descubrir tu próximo libro favorito? MejoresLibrosRecomendados.com te muestra el camino

Alabardas

José Saramago

Sinopsis en una frase

«Alabardas, alabardas, Espingardas, espingardas» es un homenaje a la memoria de José Saramago y su novela inacabada, que nos presenta los tres primeros capítulos de la obra, acompañados de notas del autor, ilustraciones de Günter Grass y reflexiones éticas sobre el protagonista, un trabajador de una fábrica de armamento que se cuestiona su vocación y sus decisiones éticas.


Resumen:
Alabardas de José Saramago

Alabardas, alabardas, Espingardas, espingardas es un libro escrito por José Saramago en 2014, y aunque es recomendable como objeto de culto, no alcanza el nivel de una obra literaria completa. Este volumen contiene los tres primeros capítulos de una novela inacabada de Saramago, junto con notas del autor sobre su proceso de escritura. Además, incluye ilustraciones de Günter Grass que, aunque no se relacionan directamente con el texto, enriquecen la experiencia de lectura. También se encuentran dos ensayos adicionales de Fernando Gómez Aguilera y Roberto Saviano, que reflexionan sobre la ética y su relevancia en la labor del escritor y otras profesiones.

La trama de Alabardas se centra en Artur Paz Semedo, un hombre que trabaja en una fábrica de armamento y está apasionado por su labor. Su único deseo es ascender en la empresa y dirigir la sección de armamento pesado. Sin embargo, su vida da un giro cuando descubre en una película de Malraux que durante la Guerra Civil española hubo trabajadores de la industria armamentística que sabotearon los obuses destinados a bombardear España, en solidaridad con los soldados y obreros republicanos.

A partir de este descubrimiento y siguiendo las notas de Saramago, se presupone la dirección que la novela habría tomado. Artur Paz Semedo se adentraría en el archivo de la empresa, donde descubriría historias que harían que cuestionara su vocación y las distintas opciones éticas que las personas eligen en la vida, con consecuencias para los demás. La relación de Artur con su esposa, Letícia, podría haberse restablecido, pero la empresa finalmente lo seduce con el ascenso deseado en el departamento de armas pesadas. La novela concluiría con Letícia nuevamente abandonando a Artur y despidiéndose con un contundente «Vete a la mierda», reminiscente del final de El coronel no tiene quien le escriba.

Sin embargo, estas son solo especulaciones, ya que el libro contiene solo tres capítulos, que resultan bastante cortos en extensión y ofrecen solo un vistazo a las intenciones del autor. No se puede apreciar el desarrollo completo de la trama ni el nivel de profundidad que Saramago habría alcanzado en cada uno de los temas planteados. Por lo tanto, Alabardas, alabardas, Espingardas, espingardas se presenta como un objeto de culto, un homenaje cuidadosamente preparado que apreciarán los admiradores de Saramago, pero no debe considerarse como una obra literaria completa ni como parte del canon de la obra del autor portugués.

Opinión Personal / Crítica

En mi opinión, Alabardas, alabardas, Espingardas, espingardas es más un objeto de culto que una obra literaria completa. Aunque es comprensible que los amigos de Saramago quisieran rendirle homenaje y mantener viva su memoria, este libro inacabado no alcanza el nivel de profundidad y desarrollo que se esperaría de una novela del aclamado autor portugués. Aunque los tres primeros capítulos y las notas del propio Saramago nos dan una idea de las intenciones de la trama, no podemos evitar sentirnos defraudados por no poder disfrutar de la novela completa que Saramago podría haber creado si hubiera tenido tiempo y energía para terminarla. Sin embargo, como fanático de Saramago, es difícil no apreciar el cuidado y el cariño con los que se ha preparado este libro, así como las ilustraciones de Günter Grass que, aunque no están claramente relacionadas con el texto, lo realzan visualmente.

En cuanto a la trama de Alabardas, se puede intuir que el protagonista, Artur Paz Semedo, se enfrenta a un dilema ético al trabajar en una fábrica de armas y estar enamorado de su trabajo. La historia se complica cuando descubre que en la Guerra Civil española, algunos trabajadores sabotearon los obuses destinados a bombardear España, en solidaridad con los soldados y obreros de la República. Esto lleva a Artur a replantearse su vocación y a darse cuenta de que hay diferentes opciones y que cada persona toma decisiones éticas que afectan a los demás. Sin embargo, estas ideas prometedoras no se desarrollan en la novela, ya que solo tenemos acceso a tres capítulos cortos que dejan muchas preguntas sin respuesta.

En pocas palabras….

Nos ha gustado…

Uno de los puntos positivos por los que vale la pena leer Alabardas, alabardas, Espingardas, espingardas es por su carácter de objeto de culto. Este libro es un homenaje cuidadosamente preparado por los amigos y colaboradores de José Saramago, en memoria del aclamado escritor portugués. Aunque la novela se quedó sin terminar debido a la muerte de Saramago, el trabajo recopilado en Alabardas nos permite vislumbrar algunas de las ideas y temas que el autor tenía en mente. Además, las notas del propio Saramago, las ilustraciones de Günter Grass y los textos de Fernando Gómez Aguilera y Roberto Saviano, complementan y enriquecen la experiencia de lectura. Así, Alabardas se convierte en un tesoro para los seguidores de Saramago y una muestra del impacto que su obra dejó en el mundo de la literatura.

No nos ha convencido…

Aunque Alabardas, alabardas, Espingardas, espingardas es un objeto de culto y un homenaje cariñoso a la memoria de José Saramago, no se puede considerar como una obra literaria completa que merezca la pena leer. A pesar de los tres primeros capítulos y las notas del autor presentes en el libro, faltan el desarrollo y profundidad necesarios para valorar plenamente la historia y sus temas. Por lo tanto, este libro puede resultar decepcionante para aquellos que buscan una experiencia de lectura completa y satisfactoria.


24 Comentarios

En mejoreslibrosrecomendados.com, nos encanta que los lectores participen y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas sobre este libro. Esperamos con interés tus comentarios.


    1. Vaya, lamento que no hayas disfrutado de Alabardas de José Saramago. Afortunadamente, los gustos literarios son subjetivos y lo que puede no resonar contigo, puede ser apreciado por otros. ¡Sigue buscando lecturas que te emocionen!

    1. ¡Vaya, qué lástima que no hayas disfrutado de Alabardas! Aunque entiendo que cada quien tiene sus gustos, Saramago siempre fue conocido por su estilo único y desafiante. Quizás deberías darle otra oportunidad, ¡nunca se sabe qué sorpresas te esperan en sus páginas!

    1. Si no lo has leído, ¿cómo puedes criticarlo? Tu comentario parece más una excusa para llamar la atención que una opinión fundamentada. Si no te interesa, simplemente ignóralo y deja de menospreciar a los demás.

    1. Vaya, parece que tienes un apetito insaciable por detalles. Tal vez deberías leer el libro o ver la película en lugar de esperar que te lo cuenten todo en un resumen. A veces es mejor descubrir las cosas por uno mismo. ¡Buena suerte!

    1. A cada quien le gusta lo que le gusta, ¿no? A mí no me atrapó tanto como otros libros de Saramago. Pero para gustos, colores. ¡Seguro habrá otros a quienes les encante!

    1. Pues, cada quien tiene sus gustos, ¿no? A algunos nos fascina sumergirnos en mundos diferentes y explorar distintas temáticas. No te preocupes, hay libros para todos los gustos. ¿Qué tipo de novelas te interesan a ti?

    1. Respeto tu opinión, pero personalmente no encuentro que este libro sea una obra maestra. No logró atraparme como otras obras de Saramago. Cada uno tiene sus gustos y preferencias, ¡pero a mí no me conquistó!

    1. No eres la única. A mí también me pareció aburrida. No entiendo cómo a la gente le gusta este libro. Cada quién tiene sus gustos, supongo. ¡Saludos!

    1. Respeto tu opinión, pero considero que hay muchas otras obras que también podrían ser consideradas las mejores de todos los tiempos. La literatura es subjetiva y cada persona tiene sus propios gustos y preferencias. ¿Cuál sería tu segunda opción?

    1. Vaya, cada autor tiene derecho a experimentar y explorar diferentes temas. Aunque no sea lo que esperabas, no descartes la posibilidad de que Saramago pueda sorprenderte gratamente con su enfoque en alabardas. ¡Dale una oportunidad, nunca se sabe!

    1. Parece que este libro no es de tu agrado, pero recuerda que cada persona tiene gustos diferentes. A algunos nos encanta sumergirnos en mundos distintos y encontrar belleza en las palabras. Si no te gusta, simplemente busca algo que te haga feliz. ¡Buenas lecturas!

    1. Pues, si no te gusta leer críticas detalladas, simplemente no las leas. A algunos nos encanta sumergirnos en el análisis profundo de una obra. No todos buscamos una lectura superficial y apresurada. Aprende a respetar los diferentes enfoques, amigo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.