Llamando a las puertas del cielo – Nega Política y hip-hop

Debut literario de Ricardo Romero, más conocido como “Nega”. MC Valenciano polémico donde los haya, que se lanza a la aventura editorial con un pequeño biópico sobre los orígenes del grupo que le ha lanzado a la fama musical (y política) “Los Chikos del Maiz”.

Un libro ligero, demasiado plano a mi gusto, donde tan solo cabe destacar algunas acertadas reflexiones entorno al feminismo – hasta ahora una de las asignaturas pendientes de la formación- y una pedagogía ligeramente repetitiva sobre las bondades del marxismo-leninismo.

Una obra que no está al nivel poético/musical del MC que ,aunque se deja leer (más aún si eres un oyente convencido o un chaval de instituto), decepciona en líneas generales.

Sobre el autor
Nega es uno de los Mcs más talentosos del país y de paso una de las voces más autorizadas de la verdadera izquierda española. Tras coquetear con los orígenes de Podemos (el título del libro se vincula a una colaboración musical con la La Tuerka cuando aún la presentaba el Pablo Iglesias que molaba) su posicionamiento político se ha ido moldeando hasta apostar por la música independiente como único carnet político. Irreverente y valiente por partes iguales, es parte activa de la ya citada formación “Los Chikos del Maíz” y de la disuelta “Riot Propaganda”.

Llamando a las puertas del cielo
Montar un grupo de música (de éxito) es una tarea titánica. Creo que es algo que todo el mundo con un poco de criterio puede llegar a imaginar. De hecho, cualquier cosa que implique la palabra éxito y se relacione con algún tipo de forma de arte, es algo con sobrados tintes heroicos. Y esta es precisamente la premisa sobre la qual se articulan las escasas 100 páginas sobre las que gira la obra: el éxito.

Un éxito que, a modo de ingredientes, se explica aquí desde diferentes perspectivas.

Por un lado la base, el biopic familiar de un obrero que nos muestra una Valencia olvidada y perdida en el tiempo. Por el otro el esfuerzo, anécdotas y más anécdotas interesantes para el lector debutante pero un punto aburridas -por lo de repetitivas- para el ya militante. Y finalmente la suerte, incorporada en el discurso filosófico que salpica capítulo tras capítulo todas las páginas del libro.

En definitiva, una lectura suave y en cierto punto interesante. Aunque si quieren descubrir al auténtico Nega, les recomiendo sus canciones. Otra dimensión.

Deja un comentario