Mejores libros recomendados

Tu compañero de lecturas (y aventuras)

¿Quieres descubrir tu próximo libro favorito? MejoresLibrosRecomendados.com te muestra el camino

De cómo Nueva York robó la idea de arte moderno

Serge Guilbaut

Sinopsis en una frase

«How New York Stole the Idea of Modern Art» es un libro que explora cómo Nueva York se convirtió en el centro del arte moderno después de la Segunda Guerra Mundial, a través de la llegada de artistas europeos y el impulso de la propaganda estadounidense, aunque su título puede confundir al lector.


Resumen:
De cómo Nueva York robó la idea de arte moderno de Serge Guilbaut

El libro «Cómo Nueva York robó la idea del arte moderno» escrito por Serge Guilbaut en 1983, y traducido al español por María Rosa López González en 2007, es una obra recomendable para aquellos interesados en el arte y la historia. La autora comienza su reseña mencionando la dificultad que tuvo para conseguir este libro, pero finalmente lo encontró en la biblioteca pública de Irun. A continuación, la autora expone sus impresiones en tres puntos principales.

En primer lugar, critica el título del libro, considerándolo engañoso. Afirma que el título original en inglés, «How New York Stole the Idea of Modern Art», es más acorde con el contenido del libro que la traducción al español. El autor explica cómo la ocupación nazi de París durante la Segunda Guerra Mundial llevó a muchos artistas a buscar refugio en Nueva York, lo que dio lugar al surgimiento del arte moderno en esta ciudad. Por lo tanto, la idea de que Nueva York «robó» el arte moderno es incorrecta, ya que fue una consecuencia de las circunstancias históricas.

En segundo lugar, la autora menciona que la estructura del libro es confusa y desordenada. A pesar de seguir un orden cronológico general, el autor presenta demasiada información de manera desorganizada y utiliza citas extensas que interrumpen el flujo de lectura. La obra toca temas como el compromiso de los artistas con la izquierda, el papel de críticos destacados y galerías de arte, y los diferentes rectores del Museo de Arte Moderno (MOMA). Estos temas pueden resultar interesantes para los amantes del arte, pero pueden aburrir a aquellos que no estén familiarizados con el tema.

Por último, la autora destaca que, a pesar de los puntos negativos mencionados, el libro ofrece una visión interesante de la historia después de la Segunda Guerra Mundial. En particular, explora la rivalidad entre Estados Unidos y la Unión Soviética en el contexto de la Guerra Fría y cómo esta rivalidad se reflejó en el arte. El autor argumenta que el expresionismo abstracto se convirtió en la representación del estilo estadounidense, utilizado para promover los valores liberales y contrarrestar la influencia comunista en Europa. Aunque el libro necesita una nueva edición debido a las numerosas erratas y una mejor estructura de las ideas, sigue siendo una lectura imprescindible para los aficionados al arte.

Opinión Personal / Crítica

En primer lugar, debo mencionar que «Cómo Nueva York robó la idea del arte moderno» me resultó un título bastante engañoso, ya que no refleja realmente lo que abarca el libro. Si bien es cierto que Nueva York se convirtió en un importante centro artístico después de la ocupación nazi en París durante la Segunda Guerra Mundial, no puede decirse que «robó» la idea del arte moderno. En realidad, fue un período de intercambio cultural y de búsqueda de una identidad artística propia. Creo que un título más adecuado habría sido más acorde con el contenido del libro.

En cuanto a la estructura del libro, considero que es bastante desordenada y confusa. Aunque sigue un criterio cronológico en líneas generales, el autor parece abrumado por la gran cantidad de información que desea abordar y termina por perder claridad en su exposición. Además, la inclusión de citas extensas interrumpe el flujo de lectura y puede llegar a resultar cansado para el lector. Hubiera sido recomendable que el autor pudiera sintetizar mejor la información y presentarla de forma más clara y concisa.

A pesar de estos puntos negativos, debo destacar que el libro ofrece una visión interesante de la historia del arte y de la influencia política y propagandística en el ámbito artístico después de la Segunda Guerra Mundial. Es fascinante ver cómo los artistas estadounidenses, especialmente los exponentes del expresionismo abstracto, se convirtieron en la punta de lanza de la creciente influencia cultural de Estados Unidos en el mundo. Aunque el autor se pierde en algunos detalles y la exposición no es del todo coherente, resulta una lectura estimulante para aquellos interesados en la historia del arte y sus conexiones con la política y la sociedad.

En pocas palabras….

Nos ha gustado…

Destacaré un punto positivo por el que vale la pena leer el libro «How New York Stole the Idea of Modern Art». En mi opinión, lo más interesante de este libro es la forma en que expone la estrecha relación entre el arte y la historia política y económica de la época. A través de la narración, el autor nos muestra cómo el ascenso de Nueva York como centro del arte moderno estuvo influenciado por el contexto histórico de la posguerra y la rivalidad entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Esta perspectiva enriquece la comprensión del lector sobre los motivos y las circunstancias que llevaron al surgimiento y la consolidación del expresionismo abstracto como un movimiento artístico de gran relevancia. Además, nos invita a reflexionar sobre las implicaciones culturales y políticas de esta apropiación del arte moderno por parte de Estados Unidos.

No nos ha convencido…

Punto negativo: El desorden expositivo del libro dificulta la comprensión de los hechos y la fluidez de la lectura. El autor parece querer contar demasiadas cosas y se pierde en detalles innecesarios. Además, las extensas citas interrumpen el ritmo y cansan al lector. Hubiera sido beneficioso que el autor tuviera más capacidad de síntesis para presentar la información de manera más clara y concisa.


26 Comentarios

En mejoreslibrosrecomendados.com, nos encanta que los lectores participen y expreses tus opiniones. Tu voz es importante para nosotros. Siéntete libre de comentar y compartir tus ideas sobre este libro. Esperamos con interés tus comentarios.


    1. Pues qué esperabas, el arte se nutre de influencias de todas partes. Aunque el sushi pueda ser originario de Japón, eso no significa que no pueda adaptarse y evolucionar en otros lugares. La controversia es parte del arte, ¡disfrútalo! 🎨🍣 #ArteSinFronteras

    1. No es cuestión de robo, sino de influencias e intercambio cultural. La Torre Eiffel es un símbolo de París, pero el arte moderno no pertenece a una ciudad en particular. Seamos abiertos de mente y disfrutemos de la diversidad artística sin caer en prejuicios.

    1. Vaya, vaya, parece que alguien no se entera de que el arte se inspira y evoluciona. No se trata de robar ideas, sino de reinterpretarlas y adaptarlas. Así funciona el arte, amigo. ¡Abre tu mente y disfruta de la diversidad!

    1. ¡Es un tema complicado! Ambos lados tienen argumentos válidos, pero al final del día, el arte debe ser valorado y protegido. Espero que se resuelva de manera justa y se haga justicia para todos los involucrados.

    1. ¡Vaya sorpresa! Nueva York siempre guarda secretos fascinantes. Sin embargo, no deberíamos generalizar, ya que los ladrones de arte existen en todos lados. La belleza siempre atrae a los oportunistas. ¡A estar alerta! 😉

    1. Pues a mí no me sorprende en absoluto. Siempre han habido rumores sobre el saqueo de arte en todo el mundo. Nueva York no es la excepción. La verdad siempre sale a la luz tarde o temprano.

    1. Jaja, no te lo tomes tan a pecho. El arte siempre ha sido una fuente de inspiración y reinvención. No se trata de robar ideas, sino de reinterpretarlas y crear algo nuevo. #ArteSinLímites

    1. ¡Vaya comentario desinformado! Nueva York ha sido y siempre será un epicentro cultural donde las ideas artísticas florecen y se comparten. En lugar de criticar, deberías celebrar la diversidad y la inspiración que esta ciudad ofrece.

    1. Jajaja, no seas tan duro. La inspiración es una gran parte de la creatividad. Además, el intercambio cultural y la evolución de las ideas son parte de la historia de la humanidad. ¡Celebremos la diversidad y el ingenio en todas partes!

    1. Jajaja, siempre hay quien busca pleito. La creatividad no tiene fronteras y Nueva York siempre ha sido una fuente de inspiración. No te preocupes, seguro tu ciudad también tiene lo suyo. ¡Relájate y disfruta de las ideas innovadoras sin tanta polémica!

    1. ¡Totalmente de acuerdo! El arte moderno a menudo parece más un intento de impresionar con conceptos vacíos que de transmitir verdaderas emociones o habilidades artísticas. Es una lástima ver cómo se ha perdido la pasión y la autenticidad en nombre de la innovación. #OpinionesPolémicas

    1. ¡Vaya, vaya, qué acusaciones tan fuertes! No sé si sea justo juzgar a toda una ciudad por supuestas ideas robadas. Tal vez haya similitudes, pero el crédito siempre debe ir a quien lo merece.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Apreciamos tu participación, y te pedimos que respetes nuestras normas. Recuerda que los campos marcados con * son obligatorios.